Saltar al contenido

Qué se le puede dar de comer a un perro enfermo

Mi perro está enfermo y no come
Cuando tu perro está lidiando con una enfermedad, su fuerza disminuye mucho. Además de moverse poco, también le puede fallar el apetito y necesita de toda nuestra ayuda para mantenerse saludable. Veamos cómo actuar bien para apoyarlo.

Nuestro perro tiene tantas cualidades que nos hacen querer vivir con él. Cada día, fido demuestra ser un amigo fiel y afectuoso, feliz de corresponder el gran amor que sentimos por él, interactuando con nosotros en cada actividad diaria.

Sitúate. No te pierdas:

Mi perro está enfermo y no come, ¿qué debo hacer?

En cuanto a la ingesta del perro cuando está enfermo, se debe repartir en varias tomas diarias, de esta forma se favorece la digestión y la comida la asimila mejor. Es posible que al convalecer, el perro tenga algún problema para realizar estas funciones vitales.

Los alimentos ideales para perros enfermos son la carne de pollo muy picada y cocida, los caldos de carnes rojas, el hígado de ternera, el cordero picado, el arroz blanco cocido, los huevos duros, las zanahorias cocidas, el queso de Burgos o el yogur natural desnatado. Recuerda que siempre es recomendable consultar con el veterinario si es necesario eliminar algún alimento de la dieta.

¿Cómo hacer que un perro enfermo quiera comer?

El uso de cannabinoides medicinales, el CBD, ya muy cerca de su aprobación en México, nos permite recurrir a ellos para aumentar el hambre, también la de nuestros perros, ya que el CBD afecta a la serotonina en el cerebro, para regular las náuseas y causar hambre.

Golosinas digestivas funcionales, como NUPEC Digestive Care, son golosinas para perros con prebióticos y vitaminas que ayudan a los perros con trastornos gastrointestinales.

¿Qué se le puede dar de comer a un perro enfermo?

La mejor forma de alimentar a tu perro cuando está enfermo y necesita una dieta blanda es preparar una comida combinando estos alimentos con carne, especialmente de ave. La carne de pollo hervida, sin piel y con arroz es una receta clásica e ideal como dieta blanda para alimentar a tu perro.

¿Qué darle de comer a un perro que no quiere pensar?

Causas de la pérdida de apetito

La pérdida de apetito suele estar provocada por el efecto secundario de enfermedades que sufre la mascota. Esto se debe a que afectan directa o indirectamente al sistema nervioso o al sistema digestivo, lo que inhibe la sensación de hambre. Algunas causas para que esto suceda son las siguientes:

  • Enfermedades metabólicas.

    Las hormonas controlan gran parte del metabolismo, que también incluye la digestión y el apetito.
  • Enfermedades del hígado. El hígado es el encargado de procesar diversos elementos de los alimentos, por lo que cualquier problema en este órgano podría provocar la pérdida del apetito.
  • Enfermedades renales. Los riñones juegan un papel muy importante en la regulación y consumo de líquidos, por lo que están indirectamente ligados a la digestión.
  • Tumores. El crecimiento de las masas celulares es capaz de causar estragos en el metabolismo general del organismo, lo que conlleva cambios que afectan también al sistema digestivo.
  • Estrés. El estrés hace que el cuerpo produzca una hormona conocida como cortisol, que es capaz de desestabilizar el metabolismo del cuerpo.
  • Infecciones. Los procesos infecciosos pueden propagarse y afectar varios sistemas del cuerpo.
  • Envenenamiento. Provocan que determinados mecanismos metabólicos dejen de funcionar correctamente, lo que puede llegar a ser incluso mortal
  • Problemas emocionales (depresión, ansiedad, miedo, etc.). La inestabilidad emocional es capaz de generar un impacto en el metabolismo de la mascota, por lo que el perro podría perder el apetito.
Settings