Saltar al contenido

Cuáles son los síntomas cuando un perro tiene parásitos

El cuidado de los perros es sumamente importante. Es necesario que tengan una alimentación equilibrada y un ambiente limpio para evitar una serie de enfermedades o infecciones que podrían atentar contra su salud. Uno de estos problemas son los parásitos intestinales.

Estos pueden convertirse en la causa de problemas gastrointestinales en tu mascota. Si bien las pulgas y las garrapatas son fáciles de detectar e identificar, los parásitos intestinales pueden estar presentes dentro de tu amigo canino sin que te des cuenta. Para que los identifiques a tiempo, en Montana te explicamos más sobre el tema.

Sitúate. No te pierdas:

Claves para saber si un perro tiene parásitos, los síntomas que te harán sospechar una infestación

Si te preguntas cómo saber si mi perro tiene parásitos, mira si los manifiesta o más de estos síntomas. Es importante señalar que existen diferentes tipos de parásitos internos en los perros y que no todos provocan los mismos síntomas. En caso de duda, consulte a su veterinario.

Hay varios parásitos que pueden causar tos en los perros.

Los gusanos redondos y los gusanos del corazón son algunos de ellos.

Nematodos en perros (gusanos redondos)

Es la infección parasitaria interna más común en los perros, la gran mayoría de los cachorros padecen este tipo de parásito. Los perros adultos tampoco están libres de ella, siendo a niveles generales, el parásito más frecuente pero a la vez el más fácil de eliminar.

Los gusanos redondos son largos y de tamaño redondo, se alojan en el intestino del perro extendiéndose a través de los huevos, como la mayoría de los gusanos de este tipo. Cuando colonizan el intestino, suelen intentar entrar en los pulmones, provocando graves problemas respiratorios. Entre ellos se encuentra el Ancylostoma caninum, que se encuentra en el intestino delgado y se alimenta de la sangre de su huésped.

PREVENCIÓN Y PRECAUCIONES ANTE UNA POSIBLE INFESTACIÓN

Si sospechamos que nuestro perro puede tener parásitos intestinales, debemos acudir inmediatamente al centro veterinario donde se realizará el diagnóstico y tratamiento oportuno en función de el tipo de parásito y el grado de infestación de nuestra mascota. Asimismo, consultaremos con el veterinario qué otras medidas debemos aplicar en el caso de tener más mascotas conviviendo con el animal infestado, qué precauciones debemos tomar a la hora de manipular al perro durante el tratamiento, y cómo desinfectar adecuadamente nuestro hogar.

Como ya hemos mencionado, los parásitos intestinales son muy contagiosos y en la mayoría de los casos también se pueden transmitir a los humanos, por lo que debemos tener cuidado y sobre todo es fundamental lavarnos bien las manos después de tocar a nuestra mascota. Debemos evitar lamernos, sobre todo en la cara, hasta que finalice el tratamiento y se hayan eliminado los parásitos.

Settings